¿Qué son los posbióticos y qué pueden hacer por el intestino y la salud?

¿que-son-los-posbioticos-y-que-pueden-hacer-por-el-intestino-y-la-salud?
Si al leer el término postbióticos te acordaste de probióticos y prebióticos, debes saber que no estás lejos de comprender qué son.

Por un lado, tenemos los probióticos, que son microorganismos vivos que se encuentran en determinados alimentos, como el yogur y el chucrut. Son importantes para una buena digestión y el consumo de alimentos con probióticos ayuda al tracto digestivo al promover un equilibrio saludable de las bacterias buenas y otros microorganismos en el microbioma intestinal.

Continúa después de la publicidad

Comprender todas las diferencias entre probióticos y prebióticos.

Los prebióticos son aquellos que sirven de alimento a los probióticos. Los alimentos con cantidades saludables de fibra, como los frijoles, los cereales integrales y ciertas verduras, se descomponen en el cuerpo y forman sustancias que ayudan a que los probióticos crezcan y prosperen en el intestino.

Finalmente, llegamos a los posbióticos, término que se refiere al residuo que queda después de que el cuerpo digiere tanto los probióticos como los prebióticos. En otras palabras, son productos de probióticos y prebióticos o los compuestos bioactivos que producen las bacterias probióticas cuando consumen prebióticos.

Algunos ejemplos de postbióticos saludables incluyen vitamina B y vitamina K, aminoácidos y sustancias conocidas como péptidos antimicrobianos, que ayudan a frenar el crecimiento de bacterias dañinas.

También existen otras sustancias posbióticas llamadas ácidos grasos de cadena corta, que ayudan a que florezcan las bacterias saludables.

Continúa después de la publicidad

Además, los postbióticos o productos probióticos o prebióticos pueden transformarse en productos o tratamientos con potenciales beneficios para la salud.

Beneficios de los postbióticos

Salud intestinal
Los mayores beneficios de los postbióticos están relacionados con la salud intestinal

Según el gastroenterólogo Brian Weiner, en una explicación para la Clínica Cleveland, los científicos producen postbióticos cuando toman bacterias, las mezclan en una tina grande, las dejan producir compuestos bioactivos y transforman estos materiales en una pastilla o algo así.

La esperanza es que estos productos finales del metabolismo bacteriano generen un efecto terapéutico, añadió Weiner.

El gastroenterólogo también señaló que los científicos no comprenden completamente cómo funcionan los posbióticos, pero un posbiótico bien estudiado, el ácido butírico, ofrece algunas pistas.

Es un ácido graso de cadena corta que las bacterias utilizan como combustible. Dependiendo de la disponibilidad de ácido butírico en el colon (parte central del intestino grueso), algunas especies de bacterias pueden prosperar o morir de hambre.

Weiner explicó que es posible manipular las poblaciones bacterianas aportando una cantidad extra de ácido butírico. Dijo además que algunas de estas bacterias aparentemente mejoran la respuesta inmune del revestimiento del colon.

Continúa después de la publicidad

Según el gastroenterólogo, una fuerte respuesta inmune es importante debido a las altas concentraciones de bacterias en el colon, que son prácticamente más altas que en cualquier otro lugar de la naturaleza.

Además, los investigadores creen que algunas bacterias buenas estimulan el sistema inmunológico para evitar que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo.

Weiner también citó que algunos estudios piloto están intentando utilizar probióticos o posbióticos en pacientes hospitalizados para fortalecer su sistema inmunológico.

Sin embargo, debido a que cada persona metaboliza los probióticos de manera diferente, no todos experimentan los mismos beneficios, puntualizó el gastroenterólogo.

Aún así, cree que si un químico o postbiótico que producen estas bacterias es beneficioso, sería fantástico si fuera posible aislar el elemento y administrarlo en forma de medicamento a los pacientes.

Alergias

Algunas investigaciones iniciales dan una idea de cómo los postbióticos podrían contribuir a la salud del cuerpo. Se necesitan más estudios para confirmar estos efectos, sin embargo, dan una idea de cómo pueden actuar los posbióticos.

Continúa después de la publicidad

Algunos estudios, aunque pocos, han demostrado que los posbióticos pueden ayudar con la congestión o secreción nasal (rinitis) inducida por alergias estacionales.

Además, otra pequeña investigación encontró que tomar posbióticos durante dos o tres meses reducía significativamente los síntomas del eccema.

Para Weiner, estos descubrimientos son como pequeñas grietas que están abriendo una puerta en el futuro para utilizar un nuevo conjunto de herramientas para el sistema inmunológico.

cólico en bebes

Los investigadores han logrado reducir los síntomas de los cólicos con la ayuda de postbióticos en estudios controlados aleatorios.

Weiner explicó que demostraron que los bebés alimentados con leche fermentada con los productos de fermentación de las bacterias tienen mejores resultados, en comparación con los bebés alimentados con leche materna o de vaca sin los productos fermentados.

Síndrome del intestino irritable

Los productos lácteos fermentados también parecen ayudar a los adultos con diarrea y síndrome del intestino irritable con predominio de estreñimiento.

Un estudio mostró cómo un régimen posbiótico tuvo un impacto en la calidad de vida de las personas con la enfermedad: después de cuatro semanas, los participantes experimentaron un alivio significativo en la frecuencia de las deposiciones, la hinchazón y el dolor.

Además, un estudio de cuatro semanas realizado en 297 adultos con síndrome del intestino irritable indicó que la suplementación con un posbiótico redujo significativamente la frecuencia de las deposiciones, la hinchazón y el dolor, y mejoró la calidad de vida en general.

Enfermedad inflamatoria intestinal

Las investigaciones sugieren que los postbióticos, como los ácidos grasos de cadena corta, pueden ayudar a mejorar los síntomas en personas con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, dos tipos de enfermedad inflamatoria intestinal.

Las personas con enfermedad inflamatoria intestinal tienden a producir menos ácidos grasos de cadena corta como el butirato en el intestino, algo que desempeña un papel en la regulación de la inmunidad y la inflamación en el tracto digestivo.

Un pequeño estudio realizado con 13 personas con enfermedad de Crohn leve a moderada encontró que tomar 4 gramos de butirato al día durante ocho semanas produjo mejoras clínicas y remisión en el 53% de los pacientes.

Asimismo, estudios más antiguos, particularmente de la década de 1990, sobre postbióticos y enfermedad inflamatoria intestinal han sugerido que los ácidos grasos de cadena corta como el butirato pueden mejorar los síntomas de la colitis ulcerosa.

Diarrea

Una revisión de siete estudios, que abarcaron a 1.740 niños, mostró que la suplementación con postbióticos redujo la duración de la diarrea y fue más eficaz que los tratamientos con placebo (sustancia neutra, sin efectos) para prevenir la diarrea, la faringitis y la laringitis.

Además, una revisión de 23 estudios, en los que participaron 3938 niños, indicó que la suplementación con posbióticos fue significativamente más efectiva que el placebo para prevenir la diarrea asociada con los antibióticos.

En un pequeño estudio realizado en 2003, 137 adultos con diarrea crónica fueron tratados con un suplemento postbiótico o un suplemento probiótico durante cuatro semanas. Al final de la investigación, el suplemento posbiótico demostró ser más eficaz para tratar la diarrea que el probiótico.

¿Dónde están los postbióticos?

Los posbióticos se pueden dividir en varias categorías:

  • Lisados ​​bacterianos (medicamentos elaborados a partir de bacterias descompuestas)
  • Sobrenadantes libres de células (compuestos producidos por bacterias y levaduras)
  • Fragmentos de pared celular
  • enzimas
  • Exopolisacáridos (sustancias que secretan los microorganismos)
  • Lipopolisacáridos (moléculas grandes que se encuentran en la capa externa de ciertas bacterias)
  • Metabolitos como vitaminas y aminoácidos.
  • Ácidos grasos de cadena corta

Además, existen alimentos que pueden ayudar a aumentar los postbióticos en el intestino, como

  • Queso cottage
  • Alimentos ricos en fibra como la avena y la linaza.
  • Encurtidos fermentados
  • kéfir
  • kimchi
  • Kombucha
  • sopa de miso
  • chucrut fermentado
  • Pan de masa fermentada
  • tempeh
  • Yogur
Postbióticos
Conocido como probiótico, el kéfir es un alimento que aumenta los postbióticos, en consecuencia

Cuidado

Sin embargo, aunque el área de investigación sobre los postbióticos es prometedora, todavía es demasiado pronto para sacar conclusiones concretas sobre sus beneficios. Además, no están tan disponibles como los probióticos y es posible que no sean tan fáciles de encontrar.

Pero, según Weiner, los probióticos funcionan produciendo sustancias químicas que técnicamente son postbióticos. Por tanto, es posible lograr los efectos de los posbióticos a través de los prebióticos, añadió.

Sin embargo, el endocrinólogo advirtió contra la automedicación con probióticos, recordando la importancia de consultar siempre al médico antes de tratar un problema de salud. Asimismo, no debes abandonar un tratamiento ya prescrito por tu médico sólo por utilizar postbióticos o probióticos.

Según el experto, no debemos dar por sentado que un probiótico solucionará el problema, mientras que es importante la evaluación de un médico para descartar la posibilidad de que detrás existan condiciones graves.

Además, la consulta médica es fundamental para tener acceso a tratamientos seguros y eficaces. Las mismas precauciones se aplican al uso de medicamentos o suplementos posbióticos.

Además, algunos grupos de personas deben evitar aumentar sus niveles de posbióticos mediante el consumo de alimentos ricos en probióticos.

Estos grupos incluyen a aquellos que tienden a tener sistemas inmunológicos comprometidos y, por lo tanto, tienen mayor riesgo de enfrentar reacciones adversas, como las personas que han sido operadas recientemente, quienes tienen trastornos estructurales del corazón, quienes tienen trastornos del tracto digestivo, mujeres embarazadas y niños.

Fuentes y referencias adicionales

¿Has oído hablar alguna vez de los posbióticos? ¿Tienes intención de incluirlo en tu dieta a partir de ahora? ¡Comenta abajo!

¿Fue útil?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellasCargando...